ZITYzens Madrid

Piscina para perros en Madrid donde disfrutar con tu amigo más fiel

La tarde de perros que te mereces en la piscina para perros de Madrid Beach Dog Club

El calor aprieta en Madrid y pasar la tarde en un apartamento de 40 metros delante de un ventilador no es plan. Miro a Uma Thurman, mi perrita (Uma para los amigos), y la veo pasar por decimoquinta vez camino del bebedero. Se acabó, cogemos nuestro carsharing y nos vamos a la piscina. A la mejor piscina para perros en Madrid.

No abundan en la comunidad, pero poco a poco van abriendo más. Se trata de piscinas (algunas también son hotel) pensadas especialmente para ellos. Nosotros hemos decidido visitar Vive Pet Resort, en las Rozas. Ir a un sitio así es todo un acontecimiento para Uma, que al contrario de su homónima humana, no está acostumbrada a tanto lujo. A ella nos la encontramos en la puerta de un Mercadona de Granada, bastante lejos de Hollywood.

El sitio es una pasada. Tiene una piscina muy poco honda, de unos 80 centímetros, para que los perros puedan nadar a gusto sin peligro. También hay clínica, peluquería, spa, tienda y un bar para humanos que se agradece bastante, de ahí que sea la mejor piscina para perros en Madrid.

Nosotros hemos venido a lo nuestro. Así que, nada más pasar por recepción, nos vamos directas a la piscina. Al principio Uma se lo piensa, pero como allí donde fueres haz lo que vieres, el buen rollo perril se acaba adueñando de ella y se lanza a la piscina. El calor también ayudó, sin duda. En esas estamos, cuando de pronto llegan Bimba y Chloe, dos bulldog preciosas que además son influencers (@bimba.boston para los curiosos). Chapoteamos y charlamos un rato con ellas hablando de cosas de celebrities y Uma se relaja mucho. En el fondo siempre fue una perra con clase, está más feliz que cuando me ve cortar fuet. Y así, se nos va pasando la tarde hasta que a Uma le toca pasar por peluquería, que ya parecía un gremlin después de las 12. Me la devuelven guapísima y sequísima, nos despedimos de Bimba y Chloe, desactivamos la tarifa stand by y nos montamos en el carsharing de Zity de vuelta a casa y con una experiencia increíble en la piscina para perros de Madrid.