Zityzens Madrid

Los juguetes sexuales favoritos de los Madrileños

Los Placeres de Lola, la boutique erótica de Lavapiés nos lo cuenta todo.

Entramos por una puerta blanca con apariencia vintage a Los placeres de Lola. Vemos una estantería con libros, una pared llena de vaginas hechas de trapos, geles, aceites de masaje y luego, un despliegue de objetos creados para el placer en general y específicamente el femenino.

“La pandemia desató a los madrileños, nos dio tiempo a disfrutarnos”.

Hablamos con Sara, una de las socias de Los placeres de Lola, una boutique erótica en Lavapiés totalmente alejada de las luces de neón, muñecas hinchables, plásticos y químicos nocivos para nuestro cuerpo.

¿Por qué abrir una boutique erótica en un barrio tan castizo?

Nos cuenta que cuando las primeras tres socias abrieron hace 16 años, lo tenían claro: tenía que ser un espacio para la sexualidad de las mujeres y tenía que estar en el barrio. Eran unas enamoradas de él y una de ellas vivía allí. “En Lavapiés se ha movido siempre la cultura y fue uno de los primeros barrios en empezar el movimiento feminista”.

En la parte de abajo de lo que en su día fue una carbonera, los placeres de Lola organizan talleres de la mano de profesionales para que las mujeres aprendan a conectar con su cuerpo todo lo que no les habían dejado aprender.

Le preguntamos la media de edad de la clientela y nos cuenta que acuden sobre todo mujeres entre unos 35 a 50, no obstante, acuden incluso señoras de setenta y muchos. La mayoría, gente del barrio y prepandemia, mucho turista, de ahí que pueda decir, que la pandemia ha hecho mella en el negocio.

En cuanto a los juguetes sexuales favoritos de los madrileños, nos cuenta que el Satisfayer es el producto estrella por excelencia, pero que también se llevan muchos doble estimuladores vaginales y clitoriales y, cada vez más, productos estéticos eróticos como geles o aceites. “Estamos aprendiendo a disfrutarnos de todas las maneras, con masajes, caricias…” como diría Krahe, no todo va a ser f*****.

Sin embargo, ¿se desataron los madrileños en cuarentena?

“Fue una locura, tuvimos pedidos web por un tubo. Teníamos toda la tienda llena de cajas y eso nos ayudó a soportar esta pandemia. Es que claro, de repente tuvimos tiempo de disfrutarnos, de disfrutar con nuestras parejas. Nos damos cuenta que los picos de venta de juguetes sexuales son antes de algún puente, vacaciones o cosas así” nos asegura Sara.

Qué, ¿te están entrando ganas de visitar Los placeres de Lola? ¡Coge tu Zity en Madrid comprando si quieres uno de los packs ahorro para pagar menos por más y atrévete a visitar la conocida boutique!