ZITYzens Madrid

Simbología antigua que quizás nunca viste en las aceras de la capital

Curiosidades de Madrid: Recuerdos, misterios y hasta historias mitológicas ocultas.

Dicen que nada llega a olvidarse por completo si hay alguien dispuesto a recordarlo. Madrid lleva habitada como mínimo diez siglos, y tanta historia ha dado para mucho. Hoy algunos símbolos grabados sobre sus aceras nos siguen recordando lugares y episodios que marcaron la ciudad. Nos acercamos al centro en el Zity más cercano que encontramos y repasamos algunos de ellos que son verdades curiosidades de Madrid.

El ramillete de la Cebada

Si atendemos al gusto popular por irse de cañas por La Latina, quizá esta marca debería hacer honor al lúpulo. Sin embargo, allá por el siglo XVI los labriegos de las afueras de Madrid vendían en este punto la cebada de sus cosechas. Hoy, una marca en el suelo recuerda el lugar donde aparcaban los carros en la Plaza de la Cebada. Desconocemos si el concepto de doble fila ya era costumbre por aquel entonces.

Curiosidades de Madrid. Plaza de la Cebada, ramillete.

Delfines por Galápagos, esas curiosidades de Madrid que ya no vemos

Ventura Rodríguez fue uno de los arquitectos españoles más reconocidos del Barroco. Su especialidad eran los grandes edificios, catedrales, como la fachada de la de Pamplona, conventos, como el de los Agustinos Filipinos de Valladolid, palacios, como el de Liria, ayuntamientos, como el de Haro en la Rioja, o colegiatas, como la de San Isidro. Lo que no sabe tanta gente es que además era bueno proyectando fuentes. En Madrid dejó las tres más conocidas del Paseo del Prado, las de Cibeles, Apolo y Neptuno. Además, ideó otra muy particular en la confluencia de las calles Hortaleza y Santa Brígida, con dos grandes galápagos que trepaban por ella. Sin embargo, hacia el año 1900 se sustituyeron por delfines, tal y como está en la actualidad. Una placa en el suelo nos recuerda que una vez, esa fuente les pertenecía a ellos.

Diana contra el fénix

Caminando por Gran Vía, a la altura del número 32, asistimos a los restos de una batalla silenciosa. Dos flechas de aproximadamente un metro grabadas en el suelo sin explicación es una de esas curiosidades de Madrid. Para entender qué hacen allí tenemos que levantar la cabeza. De un lado, sobre el edificio del número 31, está la diosa Diana Cazadora, con su arco en posición de disparo y sus cinco perros rodeándola. Al otro lado de la calle, sobre otro imponente edificio, Endimión a lomos del Ave Fénix. Endimión y Diana tenían una historia de amor prohibida. Él la visitaba cada noche y ella debía ser casta. Por eso, cuando Zeus, el padre de Diana, se entera de su osadía, envía al ave fénix para secuestrar al joven pastor para toda la eternidad. Diana, sabedora de su cruel castigo, dispara sus flechas contra el enorme pájaro, cayendo dos de ellas sobre el suelo de Gran Vía. La autora de semejante genialidad es Natividad Sánchez.

Curiosidades de Madrid. Diana, flechas.

El gato sin botas

Alguna marcas de Madrid no sirven para recordar lo que fue la ciudad, sino lo que es hoy. Los arquitectos no pierden la oportunidad de dejar su huella, como ha pasado hace poquito en los bancos de la calle Augusto Figueroa, a la altura del número 16, donde un gato se despereza, suponemos que para pasar una ajetreada tarde de compras buscando unas botas por la calle con más zapaterías del centro de Madrid.

Silencio, se rueda una curiosidad

A medio camino entre Tirso y Antón Martín, en la calle Magdalena 10, encontramos simbología antigua de cine, literalmente. Frente a la maravillosa puerta de la Filmoteca Española (antes conocida como Filmoteca Nacional) se ubica otra marca silenciosa de Madrid. Una antigua cámara de cine, de las de antes, con sus rollos de película a la vista, nos recuerda dónde estamos. Levantando la vista, podemos apreciar la imponente portada del Palacio del Marqués de Perales, obra de uno de los maestros del barroco español, Pedro de Ribera, discípulo del mismísimo Churriguera, creador del estilo churrigueresco.

Curiosidades de Madrid. Cámara.

Te puedes acercas a descubrir todas estas curiosidades con el carsharing de Madrid Zity. Recuerda que puedas aparcar en el centro en cualquier zona azul o verde sin coste extra.